¿Qué puedo hacer para ser más resiliente?

¿Cómo puedo potenciar la resiliencia?. En el último artículo hablamos de la resiliencia y dijimos algunos atributos de las personas resilientes para saber si os identificabais con ellos.

En este artículo queremos ayudarte a ser más resiliente, así que te dejamos algunos consejos para que puedas potenciar la resiliencia desde ya

 

12 técnicas para potenciar la resiliencia:

Os queremos proponer 12 técnicas para que podáis afrontaros a la adversidad de una forma constructiva, flexible y salir de estas con mayor fortaleza.

 

  1. Autoconocimiento: practicar la auto-observación, dedicarse tiempo a uno mismo y escuchar tus propias emociones, nos ayuda a conocernos mejor. Conocer nuestras habilidades y debilidades y fortalecerlas nos permite una adaptación positiva al cambio.
  2. Autocuidado: Sé flexible contigo mismo/a, permítete sentir. Tolera los momentos de malestar sin culpa. Háblate con cariño y respeto. Respeta tus ritmos sin ser autoexigente o perfeccionista. Recuerda y valida tus capacidades.
  3. Equilibrio emocional: Fomenta tu bienestar emocional conociendo tus propias emociones. Identifica, analiza y regula lo que sientes. Fomenta la toleración y aceptación de tus emociones.
  4. Asertividad: En situaciones adversas potencia el entender tus emociones y exprésalas sin hacer daño a otras personas. Expresar tus pensamientos, emociones y sentimientos ayuda a regular tu estado de ánimo y ayuda a que los demás nos entiendan. Valora y pide ayuda si la necesitas. 
Añade aquí tu texto de cabecera

5.  Positivismo: utiliza el humor y la sonrisa ante las adversidades. Fomenta los momentos agradables y divertidos, las actividades y emociones placenteras, ilusiones y motivaciones.

6. Aprendizaje: Aprende de las adversidades. Plantéate una dificultad como una oportunidad para aprender y poner en marcha tus habilidades y capacidades. Potencia la búsqueda de soluciones y aprende de la experiencia. Evita la queja constante y no te centres solo en el problema. 

7. Red social: Elige las personas que quieres que estén a tu lado, con quien quieres vivir, quien quieres aprender y compartir tu tiempo. Elimina las obligaciones autoimpuestas (los debería) y disfruta de las relaciones sociales. El contacto social nos permite ser más flexibles y tener más tolerancia frente  las circunstancias.

8. Limitar el control: Se consciente de la imposibilidad de tener todo bajo control. Es normal la búsqueda de certeza, seguridad y tranquilidad de saber lo que va a ocurrir, valídalo y limítalo. Se flexible.

9. Actividad: Cuida tu bienestar emocional. Se consciente del presente, aplica el mindfulnesso conciencia plena de forma habitual. Vive el aquí y ahora, evitando culpas o incertidumbres. 

a

10. Realismo: Se consciente de que nada es totalmente positivo ni negativo, esfuérzate por resaltar los aspectos positivos  de las situaciones y disfrútalos. 

11. Objetividad: Los estados de ánimo, la ansiedad, el enfado o la inquietud pueden dificultarnos la interpretación de la realidad y hacernos filtrar o enfocar una parte de la situación.  Busca ver la totalidad del hecho de una forma racional y objetiva y no solo tu propia interpretación.

12. Autonomía: Trabaja diariamente para validar y regular los miedos, la impotencia, vulnerabilidad, pensamientos intrusivos. Coge las riendas de tu vida y vive el día a día.

¿Realizas alguna de estas técnicas? ¿Te gustaría realizar más? Todo depende de ti, con esfuerzo y constancia puedes mejorar lo que desees. ¡No esperes!

Si te interesa puedes también leer nuestro último post sobre resiliencia. 

a

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin