coronavirus

Duelo y coronavirus. ¿Cómo lo podemos gestionar?

Despedirse de un familiar o de una amistad nunca ha sido fácil. En esta situación excepcional de confinamiento por el coronavirus, el duelo por las personas que nos dejan está siendo también diferente y excepcional, siendo varios los aspectos que lo dificultan. No podemos acompañar a las personas durante sus últimos momentos, sabemos que en muchas ocasiones están solos, ni nos podemos despedir debidamente de ellos y no tenemos a los familiares cerca, por lo que está llevando que el duelo sea diferente y más complicado. Además, en muchos casos es un duelo inesperado ya que tan solo unos días atrás la persona estaba bien y de golpe nos ha dejado.

¿Qué podemos hacer?

La falta de contacto con el resto de familiares y de amigos también lo hace más complicado, puesto que en un duelo es muy reconfortante sentir el calor de las personas que quieres. Es importante crear una red de soporte que nos aproxime a ellos aún la distancia y el aislamiento, no estar solos, poder hablar con ellos sobre qué y cómo nos sentimos, sentir su apoyo, compartir este dolor, expresar libremente los sentimientos de tristeza, enfado o bloqueo. Por suerte, tenemos tecnologías actualmente que nos ayudan a sentirnos un poco más cercanos aún la distancia.

En casa podemos crear un espacio donde recordar a la persona, donde hablarle y llorarle. Es necesario trabajar estas emociones que estás viviendo para poder gestionarlas. También nos puede ayudar despedirnos de forma simbólica, a través de una carta, un objeto…

La importancia de los rituales

El hecho de no habernos podido despedir de la persona puede llegar a complicar el proceso de duelo. En un primer momento estamos en un estado de choque e incluso podemos sentir momentos de desconexión o irrealidad. En este caso en que no nos hemos podido despedir y tampoco podemos realizar un ritual, el sentido se puede perder. Los rituales nos ayudan a entender qué ha pasado, a acabar una etapa y a empezar otra. Esta ausencia de rituales complica el proceso.

Por eso, cuando acabe el confinamiento, será necesario llevar a cabo una despedida a la persona. Se puede ir planificando como se le quiere honrar, cómo darle un último adiós colectivo. Hacer alguna ceremonia o ritual que permita compartir estas experiencias que se han vivido, recordar a la persona, poder apoyarnos con las personas que queremos.

Aun así, no es fácil poder dar consejos a las personas que han perdido a alguien, ya que cada duelo es diferente y hay que personalizarlo mucho según el caso. Cada persona tendrá un afrontamiento diferente y puede tener emociones diferentes, de una tristeza invasiva con culpa a tener mucha rabia y mucho enfado. Todas son normales y válidas, lo importante es escucharlas y dejar que fluyan, que no se queden dentro.

"El no podernos despedir y la ausencia de rituales complica el proceso de duelo"

Será importante también cuidarse a uno mismo, darse su espacio. Hacer ejercicio, descansar y comer bien. Sentir que te estas dedicando a ti mismo. Si la situación te está superando, será recomendable solicitar apoyo psicológico con tu psicólogo de referencia, la mayoría estamos ofreciendo terapia online para estar cerca en estos momentos en que es tan necesario sentirse acompañado. No dudes en escribirnos si lo necesitas.

Te invitamos también a leer nuestro anterior artículo sobre el confinamiento y cómo sobrellevarlo y cuidarte.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin