saber si sobreprotegéis a vuestros hijos

¿Alguna vez os habéis puesto a pensar en si sobreprotegéis a vuestros hijos? ¿Estáis pasando por un mal momento y no sabéis hasta qué punto protegerlos?

En este artículo nos gustaría hablar sobre qué es la sobreprotección, sus causas y consecuencias en la infancia.

“Sobreproteger a nuestros hijos, no es la mejor opción”

¿A qué nos referimos cuando hablamos de sobreprotección?

Todos los padres intentamos que nuestros hijos sean felices y aprendan de la forma más cómoda posible, dándoles todo nuestro apoyo emocional.

Queremos darles todo lo que necesitan y muchas veces, intentamos que sufran lo menos posible, para que no se sientan mal.

Sin embargo, el problema radica en la diferencia entre protección y sobreprotección.

La protección de los padres hacia los hijos es algo natural e instintivo, sabemos que ellos no tienen los mismos recursos para afrontar los conflictos diarios, y les prestamos nuestra ayuda para que aprendan y puedan superar esos baches, de la forma más exitosa posible. Les ofrecemos herramientas, experiencias, apoyo, cariño… para que crezcan emocionalmente saludables y adquieran una autonomía.

Por otra parte la sobreprotección, va acompañada de un efecto limitante hacia los más pequeños. Los padres, al querer proteger tanto a sus hijos, inconscientemente están frenando una evolución hacia la autonomía y madurez.

¿Qué consecuencias puede provocar una sobreprotección?

  1. Niños más miedosos y ansiosos
  2. Niños dependientes
  3. Niños con dificultades para tolerar la frustración
  4. Niños con baja autoestima
  5. Niños “tiranos”

Consejos para educar sin tener que sobreproteger

  • Permíteles afrontarse ante las dificultades que se les presente.
  • Intenta no controlar todo aquello que hacen, solo aquello que realmente puede ser un grave peligro para ellos.
  • Intenta apoyarlos en todo aquello que necesiten, pero no busques solucionarles todos sus problemas. Es importante que tengan iniciativa y tomen sus propias decisiones.
  • Favorece que piensen por ellos mismos, intenta no dar órdenes. Es importante que se relacionen con otros niños y tengas sus propios grupos de amigos, que ellos mismos han escogido.