duelo

Pautas para superar un duelo

En nuestro último artículo os hablamos sobre las fases del duelo, negación, ira, negociación, tristeza y aceptación, y os recordamos que cada persona tiene su propia forma de elaborar el duelo y que ningún duelo es igual a otro.

Hoy nos gustaría daros algunas pautas para superar un duelo y como manejar mejor las intensas emociones que podemos vivir en este proceso de duelo.

Indicaciones para superar un duelo

Aunque como decimos, no existe ni una única manera de afrontar el duelo, ni una manera correcta de hacerlo, sí que hay algunas indicaciones que pueden ayudar a afrontar y elaborar las diferentes pérdidas que vivimos a lo largo de nuestra vida. 

  1. Tómate en serio las pequeñas pérdidas: Permítete estar triste si un amigo se va lejos, o si te ves obligado a mudarte porque la casa se te ha quedado grande o pequeña. Incluso la muerte del pececillo de colores, si nos la tomamos en serio, podemos acompañar a nuestros hijos para futuras pérdidas.
  2. Tómate tiempo para sentir: Es importante dedicarnos momentos de intimidad en los que podamos procesar cómo nos estamos sintiendo. 
  3. Encuentra formas sanas de descargar el estrés: Cualquier cambio en nuestra vida puede suponer estrés, haz ejercicio, medita… Realiza aquellas actividades que te funcionan cuando estás estresado.
  4. Da sentido a la pérdida: No evites sentir, o pensar en aquella persona, es importante elaborar la historia de la pérdida para lograr una mayor perspectiva.
  5. Confía en alguien: Compartir la carga ayuda, así que procura hablar con alguien con quien te sientas acompañado y escuchado. 

.

La pérdida nos puede ayudar a revisar nuestras prioridades vitales y podemos aplicar lo que nos enseña en situaciones futuras.

6. Deja a un lado la necesidad de controlar lo demás: Respeta tu sufrimiento y el de los demás, intenta no imponerte más cargas de las necesarias y recuerda que cada uno vive la pérdida a su manera. 

7. Ritualiza la pérdida de un modo que tenga sentido para ti: En el caso del fallecimiento de un ser querido, quizás el funeral que se ha celebrado no te sirve, busca formas de despedirte que encajen con tu manera de vivir la pérdida.

8. No te resistas al cambio: Hay pérdidas que nos transforman para siempre, buscar la forma de crecer con la experiencia de la pérdida nos puede ayudar aunque sepamos que hay aspectos que son irremplazables. La pérdida nos puede ayudar a revisar nuestras prioridades vitales y podemos aplicar lo que nos enseña en situaciones futuras. 

No olvides que el duelo es un proceso, y que es necesario vivirlo, no hay atajos ni remedios mágicos. 

No obstante, hay veces que el duelo se nos hace demasiado difícil, y no sabemos gestionarlo. En esos casos es necesario pedir ayuda.

Mónica Vila