resiliencia

¿Qué es la resiliencia?

¿Qué es la resiliencia?

En ocasiones podemos sentir que la vida nos pone a prueba, nos podemos encontrar en situaciones que superan nuestras capacidades como la pérdida del trabajo,  ruptura de pareja, el fallecimiento de un ser querido, problemas económicos, una enfermedad o una pandemia como la de la COVID-19.

¿Cómo se enfrentan las personas a las adversidades?

Pueden darse un conjunto de circunstancias que nos pueden hacer cuestionar si tenemos la voluntad y fortaleza necesarias para afrontar estas situaciones. Es aquí cuando tenemos que decidir entre dos opciones: no luchar y dejarnos vencer o sobreponernos y salir más fuertes, poner en marcha la resiliencia. 

En este artículo queremos hablarte de la resiliencia y ayudarte a identificar si eres una persona con resiliencia o por el contrario es una habilidad que puedes potenciar.

Significado y origen de la resiliencia

La resiliencia es un concepto importante para la psicología pero también se habla de ella desde los medios de comunicación y divulgación.

La resiliencia es la capacidad de adaptarse con flexibilidad y enfrentarse a las adversidades y aprender de ellas. No solo afrontar la crisis sino salir fortalecidos de la situación.

¿Cómo podemos ser personas resilientes?

La resiliencia no es una cualidad innata sino que es una cualidad que podemos entrenar.

Hay personas que son resilientes a partir de tener un modelo que les ha enseñado esta habilidad des de pequeños y otras por entrenamiento. Todos podemos ser resilientes si moldeamos nuestros hábitos y creencias.

“La vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia.”

6 atributos de la persona con resiliencia:

  1. Autoconocimiento y autoestima: las personas resilientes conocen sus fortalezas y habilidades además de sus limitaciones y defectos. El autoconocimiento les permite forjarse metas y objetivos realistas y conocer los recursos de los que disponen para conseguirlo. Saben escucharse y entienden e identifican sus emociones, sabiendo identificar cuando necesitan pedir ayuda.
  1. La empatía: estas personas tienen la capacidad de ponerse en el lugar de los otros y entenderlos, comprender sus pensamientos y sentimientos. Al conocer los propios también como hemos comentado, saben actuar separando pensamiento y acción cuando algo nos perturba. Con empatía la calidad de las relaciones sociales es mejor y suelen tener una buena red de apoyo.
  1. Autonomía: las personas con resiliencia tienen control sobre lo que sucede a su alrededor. No tienen temor a que las cosas surjan y pierdan el control. Son activos y buscan la forma de solucionar los conflictos o complicaciones que se podrían cronificar en el tiempo

“El roble luchó contra el viento y se rompió, el sauce se dobló cuando debió y sobrevivió.-Robert Jordan”

i

  1. Afrontamiento a la adversidad: son personas que buscan los recursos y maneras para afrontarse a los problemas. Suelen utilizar el humor y se ríen de las adversidades para enfrentarse a ellas. Se mantienen firmes y optimistas ante la incertidumbre. Evitan la queja constante e intentan buscar la forma activa de solucionar un problema. Tienen la visión de que pueden aprender de todas las experiencias sean positivas o negativas.

5.  Consciencia del presente y optimismo: las personas resilientes practican el mindfulness o conciencia plena de forma habitual. Tienen el hábito de vivir en el aquí y ahora sin que las culpas del pasado o la incertidumbre del futuro tengan papel activo en ello. Tienen la capacidad de aceptar las situaciones tal y como son y sacar el mayor provecho. Disfrutan de los pequeños detalles y mantienen su capacidad para asombrarse ante la vida.

6.  Flexibilidad y perseverancia: otra característica que las define es tener un objetivo significativo en la vida. El tener una meta les da responsabilidad a cumplirla con flexibilidad. Persiguen su objetivo adaptándose a la realidad de este, son constantes i tenaces tras este propósito pero si se encuentran obstáculos para cumplirlo modifican parte o el objetivo en sí para poder conseguirlo. Dado su conocimiento interno utilizan el autocontrol emocional para modificar estas metas.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin