¿Qué puedo hacer para dejar de postergar?

Algunas veces la frase “esperaré y mejorarán las cosas” se convierte en un modo de vida para algunas personas, postergando algo a un día que nunca acaba de llegar. En el último artículo, os explicábamos por qué postergamos las cosas y os dimos algunos ejemplos para saber si estás postergando.

En este artículo queremos que dejes de procrastinar ahora mismo, así que te dejamos algunos consejos para que puedas dejar de postergar y pasar a la acción desde ya.

9 claves para dejar de procrastinar

  • Decide vivir el momento a momento, intenta pasar unos minutos realizando algo que te cause satisfacción.
  • Empieza a hacer solo una parte de algo que has estado postergando, verás que el simple echo de empezar a hacerlo ayudará a eliminar la ansiedad que te causa el proyecto.
  • Hazte esta pregunta: ¿Qué es lo peor que me puede pasar si hago lo que estoy postergando ahora? Veras que muchas veces lo peor que te puede pasar es insignificante.
  • Reserva un momento específico a la semana que dedicarás exclusivamente a las tareas que estas postergando. Por ejemplo, los martes a las 15.00h. Quince minutos a veces son suficientes para dejar al lado el bache de la postergación y sentirte satisfecho.
  • Desgrana las acciones que quieres hacer por metas más pequeñas que no te cuesten tanto. Por ejemplo, si debo de hacer un trabajo, lo convierto en metas más asumibles como mirar el temario, realizar un índice, buscar biografía…
  • No utilices en cansancio como excusa para no hacer algo. Descubrirás que, en muchas ocasiones, cuando haces la acción te sacas de encima el motivo de tu cansancio y los problemas físicos desaparecen.
  • Escribe un registro con lo que postergas. Al anotarlo verás en qué frecuencia lo haces, con qué cosas lo haces, en qué momentos… (y quizá por no tener que apuntarlo decidirás hacerlo).
  • Busca un confidente que te ayude con tus postergaciones. Gran parte de la ansiedad que acompaña a las postergaciones se disipa al compartirlas con alguien.
  • Firma un contrato contigo mismo en el que te comprometas a dejas de postergar y a empezar a realizar también cosas gratificantes que no te permites hacer por falta de tiempo, como salir al teatro, a cenar o llamar.

Si quieres que algo cambie, haz algo para que cambie y no te limites a esperar a que cambie.

¡Pasa a la acción!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Newsletter

© 2019 All rights reserved​

Made by www.clersweb.com